iniciar una empresa en Chile

¿Cómo iniciar una empresa en Chile? Guía para registrar tu negocio de inicio a fin

Una vez te hayas decidido por emprender, es muy probable que tengas muchas dudas sobre cómo comenzar a vender, declarar tus ventas y hacer los trámites iniciales.

La buena noticia es que la modernización de los organismos gubernamentales en los últimos años ha beneficiado a las pymes con trámites online. En SumUp siempre buscamos facilitarte la vida por eso te traemos una guía con todo lo que necesitas para registrar tu negocio de inicio a fin. 

Antes de continuar, es muy probable que te hayas topado con la necesidad de iniciar actividades como persona natural o jurídica. El primer paso es saber bien la diferencia entre ellos, ya que ambos pueden iniciar actividades comerciales pero tienen distintos orígenes.

Persona natural vs. jurídica: ¿cuál le conviene más a mi emprendimiento?

La persona natural, en simple, es alguien que posee derechos y obligaciones personales. En cambio, una persona jurídica, según el artículo 545 del Código Civil, se define como “una persona ficticia, capaz de ejercer derechos y contraer obligaciones civiles, y de ser representada judicial y extrajudicialmente”. 

Esto significa que una o varias personas naturales pueden agruparse para componer una persona jurídica, que funcionará como una entidad separada e independiente. En este caso, un emprendedor puede revisar la creación de una persona jurídica de derecho privado con fines de lucro, entre las que destacamos:

  • Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (E.I.R.L.): solo tiene una persona natural y solo contempla un giro de actividades.

  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (Ltda.): puede incluir entre 2 y 50 socios con potenciales vínculos de amistad o familiares entre sí, y poseen uno o varios giros de actividades.

  • Sociedad por Acciones (SpA): de administración libre, puede incluir uno o más accionistas en su constitución con la posibilidad de incluir más socios en el futuro, y con uno o más giros disponibles.

¿Cuál será la mejor opción para tu negocio? Usualmente, muchos emprendedores transfieren sus operaciones a una persona jurídica una vez que tengas establecida una operación lo suficientemente robusta para sustentarse por sí misma. Además, teniendo una persona jurídica, podrás optar a fondos exclusivos para empresas.

¡Ojo! Esto no te detiene de empezar tu emprendimiento iniciando actividades de primera categoría como persona natural. Sin embargo, esto también significa que todos los pasivos del negocio, como créditos o préstamos, estarán ligados a tu título personal. En este escenario, tendrás que evaluar temas como la separación de tus finanzas personales con las de tu negocio.

Opción 1: Cómo iniciar actividades como persona natural

Si decides empezar tu negocio por cuenta propia, puedes optar por ir directamente a iniciar actividades con el Servicio de Impuestos Internos mediante una declaración jurada. 

Bajo las regulaciones actuales, así podrás comenzar con cualquier negocio o labor que potencialmente pueda producir renta contempladas en primera categoría en la Ley de Renta. En otras palabras, esto te permitirá tener tu emprendimiento sin necesidad de constituir una persona jurídica.

En este artículo te enseñamos a iniciar actividades en primera categoría con el SII. Para realizar este trámite en línea, debes hacer lo siguiente:

  1. Ingresar a la página www.sii.cl

  2. En MiSII, debes dirigirte a “Trámites en Línea”. 

  3. Seleccionar “Rut e Inicio de Actividades”.

  4. Ingresa el RUT del contribuyente que iniciará actividades. 

  5. Cuando ya estés en el formulario, ingresa la fecha de inicio de la/las actividad/es que vas a desarrollar y el tipo de documentos a emitir. Aquí también debes registrar el domicilio. 

  6. Antes de finalizar el trámite, el SII puede solicitar antecedentes de acreditación de tu actividad y/o domicilio. 

  7. Una vez revisados satisfactoriamente los antecedentes entregados, recibirás un correo electrónico del SII con el Certificado de Inicio de Actividades.

Otro paso adicional es constituirse como microempresa familiar, que consiste en una patente comercial que entregan los municipios. Aquí no se considera la zonificación de tu casa para la creación de la patente. Para ello necesitas ir al departamento de patentes de la municipalidad correspondiente a tu domicilio, que actuará como centro de operaciones de tu microempresa con:

a. Cédula de identidad original y fotocopia

b. Copia del Formulario de Inscripción de Registro

c. Copia de Declaración Jurada

d. Copia de Declaración de Inicio de Actividades

Opción 2: Constituir una empresa como persona jurídica

También puedes escoger la opción de constituir una persona jurídica para administrar tu negocio. Como ya discutimos, esto creará una nueva entidad con deberes, derechos y patrimonios completamente separados de los tuyos como individuo. 

Aquí existen dos opciones que puedes escoger dependiendo de la cantidad de socios, naturaleza de tu negocio, y presupuesto disponible para este proceso:

Método 1: Empresa en un día

Este sistema simplificado suele ser la opción más expedita para formalizar tu empresa. El trámite se realiza en línea a través del sitio web Tu Empresa en un Día, donde necesitas subir una cantidad más acotada de antecedentes y los tiempos de procesamiento son mucho más cortos. 

Un punto importante del trámite online es que todos los socios tienen que firmar el formulario usando su Firma Electrónica Avanzada. De lo contrario, quienes no la tengan tendrán que firmar presencialmente en una notaría con el número de atención asignado por el portal.

Como nota aparte, toda la información será enviada automáticamente al Servicio de Impuestos Internos (SII) para la creación del nuevo RUT. 

Si deseas usar Tu Empresa en un Día, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Regístrate en el sitio o ingresa con tu Clave Única.

  2. Haz clic en Constituir

  3. Selecciona el tipo de sociedad o empresa 

  4. En el siguiente cuadro, tendrás que ingresar

    1. Datos de la sociedad o empresa

    2. Datos de los socios

    3. Documentos y antecedentes requeridos

Método 2: Método tradicional

La opción tradicional, a pesar de requerir muchos más recursos y tiempo en general, es también el método más completo para constituir un negocio. En contraste a la opción de Tu Empresa en un Día, este método está disponible para todo tipo de sociedad disponible en el país. Además, permite tener asesoría personalizada durante el proceso con expertos en el tema para la revisión y envío de documentos.

  1. Redactar y legalizar la escritura pública.

    Este documento tiene que ser redactado de forma clara y precisa por un abogado para luego legalizarlo a través de una notaría. Si es más de un socio involucrado en la empresa, necesitará firmarlo dentro de 60 días seguidos para que sea válida. El documento incluye los datos del notario y los dueños o socios de la nueva persona jurídica, incluyendo cédula de identidad, domicilio, estado civil, nacionalidad y profesión.

  2. Publicación del extracto en el Diario Oficial.

    En este paso, es posible pedirle directamente al notario que envíe el extracto directamente al Diario Oficial, para que luego puedas solicitar su publicación en su sitio web. Si el capital de tu sociedad no supera los 5.000 UF, no tendrás que pagar por la publicación. Superando ese valor, cada extracto costará 1 UF. Una vez publicado al día hábil subsiguiente, no olvides de conseguir varias copias del Diario Oficial para futuros trámites.

  3. Inscripción en el registro de comercio del Conservador de Bienes Raíces.

    Aquí también tendrás que registrar un extracto de la escritura con una firma electrónica con el conservador de bienes raíces, que deberás escoger según la comuna en la que está situada la dirección de tu empresa. Tendrás un plazo de 60 días desde la constitución de la escritura para realizar este trámite, que en 2022 tiene un precio base de $5.500 más el 0,2% del capital social. 

  4. Iniciar actividades con el Servicio de Impuestos Internos (SII).

    El trámite está disponible en línea con el SII, lo que te permite sacar un Rol Único Tributario (RUT)  que identifica la persona jurídica asociada a tu empresa para efectos tributarios. Aunque el trámite en sí es gratis, cada copia costará $1.500 y tienes un plazo máximo de 60 días seguidos desde la constitución de tu sociedad.

  5. Protocolización de documentos.

    Luego del registro original de tu empresa, esto se refiere a agregar cualquier documento creado posteriormente al registro de un notario, según lo acordado en el Artículo 415 del Código Orgánico de Tribunales. Este paso te ayudará a mantener un respaldo, aunque no es obligatorio.

¿Cuál opción te conviene más para crear tu empresa? 

La respuesta dependerá exclusivamente de qué actividades realizará tu empresa, dónde estás ubicado, y el presupuesto que manejes. Sin embargo, si eres eres un emprendedor que abrirá un negocio por cuenta propia y solo planea un giro comercial, por ejemplo, será más recomendable realizar el proceso en línea. En ambos escenarios tendrás que ser minucioso a la hora de declarar el capital inicial de tu negocio.

Un punto importante a destacar: una vez ya hayas iniciado actividades con el SII, independientemente de si eres persona jurídica o natural, tendrás que declarar tus ventas. Tus responsabilidades al iniciar actividades comerciales implica:

Tus boletas electrónicas son más fáciles con SumUp
  • Realizar una declaración anual del impuesto a la renta.

Pasos para abrir una tienda física

Por lo demás, sabemos que algunas ideas de emprendimiento empiezan sin un espacio físico cuando el tamaño de sus operaciones es demasiado pequeño. Sin embargo, eventualmente podrás evaluar la opción de abrir una sucursal u oficina para atender al público. Si tu idea de emprendimiento requiere tener un espacio físico para su funcionamiento, tendrás que hacer trámites adicionales para sus operaciones.

  • Patente municipal: esta autorización anual es entregada por cada municipio si se desea realizar actividades comerciales en un local fijo. Tu negocio puede tener patentes comerciales, profesionales, industriales y de alcoholes: en caso de querer ampliar sus operaciones fuera de la patente que ya pediste, será necesario pedir una ampliación de patente. Además, tendrás que acreditar que tienes derecho a usar el local, además de mostrar otros documentos pertinentes como la publicación del extracto en el Diario Oficial.

  • Informe sanitario: este documento certifica que un establecimiento industrial o comercial cumple con las condiciones de seguridad mínimas para su funcionamiento. El informe sanitario es otorgado por la Seremi de Salud, una vez que se realiza una evaluación sanitaria ambiental del local. 

  • Clasificación industrial: este documento, emitido por la Seremi de Salud, evalúa los potenciales riesgos o daños que puede causar el funcionamiento del local con el fin de generar las condiciones ideales para su operación segura. Tu local físico tiene que cumplir con lo permitido en el Plan Regulador Comunal y no causen disturbios, daños o perjuicio al medioambiente o entorno residencial.

Los permisos necesarios también dependen de la naturaleza de las actividades que realices. Por ejemplo, los locales comerciales que elaboren, almacenen, distribuyan o vendan alimentos o aditivos alimentarios necesitarán una Autorización Sanitaria con la Seremi de Salud, trámite que se puede realizar en línea o presencial.

¡Ojo! En el caso de que desees realizar modificaciones al local, tendrás que obtener documentación adicional antes de comenzar la obra. Ambos trámites detallados pueden ser realizados en la Superintendencia de Electricidad y Combustible (SEC) de forma online. 

  • Declaración Interior de Gas: este documento certifica cómo está instalado el sistema de gas, con sus planos respectivos y pruebas realizadas por el Instalador Autorizado registrado en la SEC.

  • Declaración Eléctrica Interior: un Instalador Autorizado por la SEC necesitará acreditar el sistema eléctrico en el local, lo que debe ir acompañado de su Solicitud de Recepción de Obras Municipales correspondiente y la Declaración de Instalación original.

Opcional: Inscribe tu PYME

Desde el 2021, la Ley 21.354 en su artículo 14 crea el Registro Nacional de Micro, Pequeñas, y Medianas Empresas. Aunque el Ministerio de Economía usa estos datos principalmente para realizar estudios y diseñar programas, planes e instrumentos de apoyo a las pymes, también te sirve para que tu negocio reciba beneficios del Estado. Esto también incluye la difusión de ayuda dirigidas a las pymes, y una mejor respuesta a futuro frente a situaciones de contingencia como lo fue la pandemia.

Para completar la inscripción en línea, solo tienes que realizar los siguientes pasos:

  1. Dirígete al sitio web

  2. Selecciona la opción de Inscripción.

  3. Inicia sesión con tu Clave Única.

  4. Ingresa el rut, razón social, y correo electrónico.

Como punto importante, tu negocio tiene que tener inicio de actividades de primera categoría para optar a los beneficios que ofrece el Registro Nacional. También podrás modificar o eliminar los datos ingresados en cualquier momento.

Independientemente del método que escojas para constituir una sociedad e iniciar actividades en el SII, formalizar tu empresa será fundamental para optar a beneficios del Estado, postular a créditos y mantener tus finanzas personales completamente separadas de tu negocio. Si tienes dudas, puedes aprender a declarar tus ventas en nuestra próxima charla.


En SumUp Blog tenemos toda la información útil para tu negocio. ¿Aún no nos conoces? nuestros lectores de tarjetas son los más simples del mercado y con la mejor atención al cliente. Sin contratos ni letra chica.

Pide tu lector SumUp

Soledad HormazábalLíder de contenidos en SumUp Chile ✍🏻